Comparte en:

Valentina Camacho Montealegre

La Marcha Carnaval que este año se llevó a cabo los departamentos de Tolima, Caquetá y Quindío reunió más de 120 mil personas que se movilizaron en contra de la locomotora minero-energética que el gobierno Nacional pretende imponer a las comunidades a lo largo y ancho del territorio colombiano.

La propuesta de movilización que nació en el 2011 en el Tolima buscaba manifestarse de manera pacífica, alegre y colorida a favor de la vida y la naturaleza y en contra de los proyectos de minería a gran escala, hoy se ha convertido en símbolo de resistencia al extractivismo, reuniéndo cada año más municipios del Tolima y otros departamentos del país.

Este año la capital de Caquetá,convocó en Florencia más de 5 mil personas que marcharon en contra de la extracción de petróleo que hoy amenaza al departamento, pues están concedidos más de 43 bloques petroleros ubicados en varios municipios, los manifestantes alegaron que incluso algunos bloques están situados en zonas que hacen parte de la región amazónica.

En Quindío, la movilización inició en el Parque Fundadores de Armenia, más de 12 mil personas marcharon en defensa de su territorio, allí la amenaza minera está latente, porque han sido otorgados títulos en zonas de alta fragilidad ambiental y de tradición económica agropecuaria y turística, amenazando especies de fauna y flora en peligro de extinción, como la Palma de Cera y el Loro Orejiamarillo.

La VIII Marcha Carnaval en defensa del agua, el territorio y la soberanía en Ibagué cubrió más de 22 cuadras de asistentes que sumaron aproximadamente 100 mil personas de diversos sectores que se movilizaron con delegaciones departamentales y nacionales, campesinos, indígenas, estudiantes de secundaria y universidades, maestros, sindicatos, partidos políticos, senadores, concejales y la alcaldía municipal.

En otros municipios del Tolima como Dolores, Espinal, y Saldaña se registraron marchas con más de 3.000 asistentes.

La oposición al proyecto minero La Colosa que pretende desarrollar la multinacional Anglogold Ashanti en Cajamarca Tolima, ha sido la bandera durante todas las Marcha Carnaval, “este año la exigencia es que se permita la participación ciudadana, para que el pueblo pueda expresar si está de acuerdo o no, con proyectos de minería contaminante en sus municipios, por medio de consultas populares” afirmó una de las manifestantes.

Comentarios