Comparte en:

Por primera vez en el Huila se logró el avistamiento del Pato de Torrente, especie característica de ríos torrentosos y especialista en aguas cristalinas y puras, que dan fe del avanzado estado de conservación de una zona.

El registro se logró en la cuenca del río Las Ceibas gracias al trabajo que viene adelantando el grupo de monitoreo comunitario que lo conforman los habitantes de la zona y que cuentan con el acompañamiento del Proyecto Ceibas que lidera la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM.

“Este logro se da gracias a todos los esfuerzos que hace la CAM en el tema de conservación en la parte alta de la cuenca del río Las Ceibas, para lograr el equilibrio forestal y recuperar el estado natural que se perdió por las acciones antrópicas del hombre” resaltó Javier Cardoso, coordinador del proyecto Ceibas de la CAM.

El Merganetta armata colombiana o Pato de Torrente, es un ave propia de la cordillera de los Andes, de pocos registros en Colombia y América Latina. Vive en pareja y anida en zonas de la ribera de los ríos. Se tienen pocos registros de su presencia en Suramérica, pues según expertos, la deforestación, la contaminación, entre otros factores, son una amenaza para esta especie. Mide entre 38 y 40 centímetros y se destaca por su vistosidad.

 

Se alimentan de macroinvertebrados acuáticos que buscan en el fondo del río mediante cortas inmersiones. Habita en ríos corrientosos ubicados entre 1500 y 3500 metros sobre el nivel del mar, como la cuenca alta del río, donde la elevación llega hasta los 3.000 MSNM.

De acuerdo con expertos locales y técnicos del proyecto, el pato ha sido visto con su pareja en múltiples oportunidades tanto en el río Las Ceibas como en quebradas que desembocan en ella, en la parte alta de la cuenca. “Para la Corporación es un logro significativo, ya que se reflejan todos los esfuerzos que se están haciendo en el tema de recuperación de la fauna en la cuenca del río Las Ceibas”, agregó Cardoso.

Este registro es considerado histórico en el departamento del Huila y se suma a los pocos casos registrados en algunos municipios del país en excelente estado de conservación en su fauna.

Comentarios