Comparte en:

Los loros comunes que habitan desde México hasta el norte de Argentina en tierras cálidas, principalmente en selvas y manglares, tienen un prestigio que los precede, son monógamos y cuando eligen pareja lo hacen para toda la vida.

El cortejo es anual y usualmente inicia entre los meses de marzo y abril, la hembra pone de tres a cuatro huevos en cavidades huecas de los árboles, después de 26 días aproximadamente nacen unos polluelos sin plumas que dependen de sus padres y este proceso de reproducción requiere que el padre regurgite en el pico tanto de la madre como de los polluelos.

Se tienen registros de algunos loros que regurgitan en el pico de sus parejas al iniciar el cortejo, pero en cautiverio los loros en ocasiones se “enamoran” de sus compañeros de vida humanos y regurgitan encima como una muestra de verdadero amor. Regurgitar en la boca de otro por amor, para los humanos una curiosa manera de conquistar pareja.

Comentarios