Comparte en:

La historia es apocalíptica, al estilo de la película “Mad Max Furia en el Camino” el futuro próximo es hoy y la vida sin agua ya es un hecho nada alentador para varias regiones del planeta y para la primera ciudad del mundo que se quedaría sin el recurso.

Ciudad del Cabo en Suráfrica está a punto de quedarse sin agua y a pesar que han logrado disminuir sus posibilidades tan sólo cuatro días como resultado de una campaña de choque, el 20 de abril sería el último día que la segunda provincia más densamente poblada y centro turístico del país tendría agua.

Para mitigar la crisis que al parecer es irreversible porque el gobierno central no tomó las medidas necesarias, Hellen Zille política sudafricana y jefe de Gobierno de la provincia occidental del Cabo, se dirigió a sus coterráneos y les pidió actuar rápidamente y con medidas estrictas para evitar lo que podría generar una gran crisis económica teniendo en cuenta que Ciudad del Cabo recibe en promedio 1.3 millones de turistas al año y 7.910 millones de dólares (unos 6.360 millones de euros) de retorno por esta actividad según el  informe “Panorama OMT del turismo internacional”.

“Este será un desastre por encima de cualquier situación que haya vivido cualquier ciudad del mundo” dijo la Jefe de Gobierno de la provincia en un discurso televisado y les recordó que : “todavía podemos evitarlo y esa debe ser nuestra primera opción, si todos usan menos de 50 litros de agua por persona al día y decidimos que en nuestros hogares y en nuestros lugares de trabajo, se cierre el grifo y las aguas grises puedan tener un uso así podremos evitar lo que viene para nosotros” reiteró Hellen Zille.

Una de las medidas más extremas recomendadas por Zille es la bañarse sólo dos veces a la semana para ahorrar agua y así mantener los embalses bajo los niveles adecuados para el suministro de la provincia. “Cuando las reservas de agua lleguen al 13.5% Ciudad del Cabo estará en el día cero” reiteró la Jefe de Gobierno.

8 razones por las que Ciudad del Cabo está  a punto de quedarse sin agua

  • La provincia de Ciudad del Cabo ha tenido bajos niveles de precipitaciones en los últimos tres años que se han intensificado como consecuencia del cambio climático según lo reportan las autoridades.
  • El fenómeno el Niño fue uno de culpables de la actual situación al generar un tiempo seco muy prolongado que no permitió que las lluvias corrientes llenaran los embalses que hoy se encuentran en un 28%.
  • Para esta ciudad turística el agua de lluvia es una importante fuente de abastecimiento y la falta de precipitaciones los ha llevado a esta situación. Adicional a la sequía, otras poblaciones diferentes a Ciudad del Cabo se abastecen de las fuentes de esta provincia permitiendo que sea incontrolable el uso eficiente del agua en las demás poblaciones.
  • Según Kevin Winter investigador de la Universidad de Ciudad del Cabo, las razones apuntan al crecimiento demográfico. Desde 1995, la población creció un 79%, pasando de 2.4 millones de habitantes a 4.3 millones en el 2018.
  • La falta de agua en Ciudad del Cabo está ligada a la poca inversión en infraestructura para almacenar el recurso y una ausencia de diversificación de las fuentes.
  • En 2009 se inauguró la presa del río Berg que aporta casi el 20% de capacidad de la red local de suministro de agua, pero esta no fue suficiente para alivianar la crisis.
  • Las autoridades iniciaron proyectos alternativos como la construcción de plantas de desalinización para hacer potable el agua del mar pero a pesar que la crisis estaba prevista los proyectos están en un 50% de ejecución.
  • Xanthea Limberg, portavoz del ayuntamiento de Ciudad del Cabo en entrevista a W Radio, explica que otra de las causas por las que la urbe se quedaría sin agua es la falta de diversificación de las fuentes por las que se obtiene el recurso y la carencia de gestión del Gobierno central para cambiar el rumbo de una situación que se preveía desde el año 2005.

Actualmente en ciudad del Cabo según lo plantea Limberg, sus habitantes vienen haciendo un uso  de sólo 600 mililitros diarios de agua al día convirtiéndose en la ciudad del mundo que más agua ahorra. Hoy, hay locaciones  de escasos recursos en la ciudad que desde hace varios años viven sin agua.

La situación es tan crítica que no sólo Ciudad del Cabo se quedará sin agua, si las lluvias del próximo invierno no son suficientes para llenar los embalses, Johannesburgo la cuarta economía de África Austral y la ciudad más densamente poblada de Sudáfrica, sufrirá el mismo fenómeno.

 

Comentarios