Comparte en:

Hoy dos de febrero día mundial de los humedales, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible declarará públicamente 54.376.78 hectáreas del Complejo Cenagoso de Ayapel localizado en el departamento de Córdoba como décimo sitio Ramsar de Colombia.

El complejo se encuentra ubicado entre los ríos San Jorge y Cauca y hace parte de la Depresión Momposina  que pertenece tanto al sistema fluvial del río San Jorge como a la llanura de inundación del río Cauca y que tiene un valor incalculable al regular los niveles de las fuentes de agua, sus ciénagas funcionan como grandes retenedores del líquido en épocas de intensas lluvias y, además, albergan una gran cantidad de especies vegetales y animales.

La designación del Complejo Cenagoso de Ayapel lo incluye en una lista de humedales de importancia internacional reconocidos por la prestación de servicios ecosistémicos y por ser considerados de importancia al ser habitat de peces, aves acuáticas,  áreas de paso para aves migratorias, además de la función de regulación.

Según los estudios realizados por la Universidad de Antioquia como insumos para la designación, en el conjunto tierra-agua de Ayapel  se encuentran 31 especies de mamíferos, 194 especies de aves (64 de ellas migratorias) y 46 especies de peces, ciénagas periféricas y zapales o bosques especiales de pantano. Las turberas, masas de agua con material vegetal que se ha acumulado durante años también integran el complejo y pastos inundados que aún no se han estudiado pero que tienen un importante estado de conservación.

El complejo de Ayapel por su ubicación estratégica tiene especies emblemáticas para el país como el Manatí,(Trichechus manatus), la tortuga Hicotea (Trachemys callirostris) el Chavarría (Chauna chavarría) , la Babilla (Caiman crocodilus)  y el Bocachico, especies amenazadas que deber ser protegidas.

Según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible el sistema de Ayapel tiene el 26.9% de especies de mamíferos amenazados de Colombia (52) como el Tití piel roja (Saguinus oedipus) o el Jaguar (Panthera onca) y el 1.2%  de especies de mamíferos amenazados del mundo (1199)  de acuerdo con las cifras de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El complejo también es una fuente importante de agua para ganaderos, agricultores y para el consumo humano, sin embargo uno de los grandes problemas de la ciénaga de Ayapel es la minería ilegal que afecta la zona  y está generando consecuencias sobre sus pobladores (cerca de 50.000 personas) que encuentran su sustento familiar y económico en la pesca migratoria y residente.

La declaración Ramsar del Complejo Cenagoso de Ayapel abre una nueva etapa de esperanza para la recuperación de la Ciénaga y su comunidad; y para ello, CorpoAyapel una de las organizaciones que ha venido trabajando por la declaratoria implementará su plan de rehabilitación participativa, que busca sembrar 1 millón de árboles, además de su programa de educación ambiental en la primera infancia y colegios para convertir a las futuras generaciones de la comunidad en embajadores y protectores de la biodiversidad de la Ciénaga le explicó a Natural Press Nicolás Ordoñez director de Corpo Ayapel.

El paso a seguir luego de la declaratoria es el desarrollo y la implementación de un Plan de Manejo para la protección y conservación de lo que fue declarado inicialmente como un Distrito de Manejo Integrado y que hoy es un sitio Ramsar.

A partir de la declaratoria el país adquiere compromisos importantes a nivel internacional con la convención teniendo en cuenta que la ciénaga se ha visto afectada por la minería y la perdida de las zonas de bosque que se inundaron desde el año 2010 con el fenómeno La Niña afectando el 80% de la cobertura vegetal.

Según investigaciones de  la Universidad de Antioquia se calcula que para recuperar las zonas boscosas perdidas se necesitan aproximadamente 30 años para que el territorio se recupere de la degradación minera y los efectos que generaron las inundaciones del año 2010 por lo que la declaratoria debe ser un compromiso para la conservación y uso sostenible de este nuevo sitio Ramsar.

 

Comentarios