Comparte en:

Las comunidades indígenas de la orinoquia colombiana asentadas en inmediaciones del parque nacional natural El Tuparro, en asocio con PNN, adelantan un monitoreo de especies de peces utilizadas por las comunidades para su alimentación y subsistencia en las islas Peniel y Churuata con el propósito de mantener un aprovechamiento sostenible de las especies extraídas y prevenir actividades que vayan en contra de la subsistencia de cualquiera de las especies asociadas a este ecosistema.

El aprovechamiento responsable y sostenible de los productos y servicios que brinda la naturaleza garantiza, no sólo la perpetuidad de las especies, también las actividades económicas que dan sustento a las comunidades, es por esto que con este tipo de ejercicios de monitoreo se pretende disuadir a los miembros de las comunidades que practiquen la pesca de manera insostenible.

Las prácticas lesivas para el ecosistema son las mismas que ponen en riesgo la seguridad alimentaria de las comunidades que dependen de la pesca; la pesca de especies localmente amenazadas con niveles poblacionales en descenso, la pesca de animales que no hayan logrado llegar a su madurez sexual, la pesca en zonas intangibles o que requieren de recuperación para la extracción del recurso y las artes de pesca que no discriminan son algunas de las prácticas inadecuadas que se pretenden erradicar para garantizar la salud del ecosistema y con ella la seguridad alimentaria de las comunidades asentadas allí.

La participación y el trabajo conjunto entre las comunidades indígenas y los funcionarios de Parques Nacionales Naturales, es fundamental para la consecución de logros tendientes a la protección de los ecosistemas adyacentes al parque El Tuparro, pues los conocimientos ancestrales y del territorio que poseen los indígenas son tan importantes como las mediciones que realizan los biólogos a cargo.

El trabajo respetuoso de los funcionarios hace que los procesos ganen en legitimidad frente a los ‘dueños de casa’ que finalmente son los pueblos ancestrales que han vivido en esta zona del planeta durante siglos.

Los resultados de este monitoreo servirán como insumo para que tomadores de decisiones se reúnan con autoridades indígenas y decidan si mantener las prácticas de pesca actuales o modificarlas mediante acuerdos con el propósito de mantener en perfectas condiciones la salud del ecosistema.

Comentarios