Comparte en:

Las emisiones de Gases de Efecto Invernadero – GEI, aumentan cada día en nuestro planeta enrareciendo la atmósfera, atrapando cada día más calor proveniente del sol y elevando la temperatura promedio del planeta, esto genera cambios en las corrientes marinas y atmosféricas que hacen que el clima cambie en todo el planeta, a eso se le conoce como Cambio Climático y su causa es el calentamiento global que hemos generado los humanos al quemar combustibles fósiles como el petróleo, el carbón o el gas.

Como consecuencia del Cambio Climático, el nivel de los océanos se incrementa y particularmente en el Pacífico Sur, este nivel cuadruplica el aumento promedio en el resto del planeta colonizando áreas terrestres a una velocidad nunca antes vista.

Kiribati y Maldivas son dos países que cualquiera podría calificar de paraísos en medio de aguas azul turquí, con vastas playas de arenas blancas en donde el descanso y la relajación invitan a tomar el sol con una refrescante bebida en la mano mientras cae el atardecer.

Sin embargo, de paraíso, fácilmente pueden pasar a ser un infierno. En el caso de Kiribati, país archipiélago ubicado en la polinesia a una hora y media de vuelo desde Hawaii, sus ciudadanos huyen de su país natal que verán quedar sumergido ante el ascenso de las aguas que para antes del fin de este siglo verán sumergirán sus pertenencias, sus recuerdos y sus sueños.

La mayor elevación de Kiribati, se registra en 3,4 MSNM en sus 32 atolones que frente a un aumento de 1,2 cm por año se reducen dramáticamente, razón por la cual el presidente de esta isleña nación, decidió hace algunos años iniciar con la compra de tierras en otros países con el fin de garantizar un lugar en el mundo para sus 114 mil habitantes.

“Si no se hace nada, Kiribati se hundirá en el océano. Para 2030 empezaremos a desaparecer. Nuestra existencia terminará en etapas. Primero, las capas de agua dulce serán destruidas. Los árboles del pan, el taro, el agua salada los matará”, afirmó en su momento el expresidente de Kiribati en 2013, Anote Tong.

Kiribati - Polinesia

Kiribati – Polinesia

El gobierno de Kiribati, previendo esta situación, ha decidido comprar más de 6.000 hectáreas en Fiyi, archipiélago vecino a unos 2.200 kilómetros al sur de allí. El expresidente Tong agregó, “entiendo las realidades de este mundo. Las personas se preocupan por lo que les afecta. No se preocupan por las cosas que no sienten. Pero mi ira no va a hacer que EE.UU. y China dejen de quemar carbón”, lamentó.

Maldivas

En el caso de Maldivas, país ubicado en el Océano Índico conformado por 26 atolones, destino multitudinario de turismo de alto nivel, no es menos grave, la altura máxima es de 2,3 MSNM y su altura promedio es de 1,5 lo que los convierte en un país propenso a desaparecer en pocas décadas.

El expresidente Mohamen Nasheed entre el 2007 y el 2012, propuso en algún momento ahorrar dos millones de dólares provenientes del turismo cada año para “comprarles un nuevo hogar a los ciudadanos en caso de una evacuación inminente”, según palabras del mismo expresidente del país insular.

Como consecuencia de las preocupaciones por el hundimiento de este archipiélago, otra de las opciones que ha sido explorada es la construcción de islas artificiales que además de brindar hogar a sus 417 mil habitantes, será un gran complejo turístico de lujo en el que se incluirá el primer campo de golf flotante del planeta.

Las firmas holandesas, Waterstudio NL y Dutch Docklands y la especialista en campos de golf, Troon Golf serán las encargadas de dar rienda suelta a la imaginación concretando este proyecto que contempla una seria de islas artificiales que albergarán los 18 hoyos del recorrido con túneles submarinos transparentes que conectarán las diferentes islas mientras se disfruta del fondo del mar, sus criaturas y se hace el recorrido en el campo de golf del futuro.

Maldivas – Océano Índico

Comentarios