Comparte en:

Como una gran oportunidad de desarrollo para la región de la Guajira ubicada al norte de Colombia  y con la posibilidad de generar entre 200 y 250 MW de energía, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ANLA, aprobó el primer proyecto licenciado para la construcción y puesta en marcha del parque eólico ALPHA, ubicado en el Corregimiento de Limoncito, en el municipio de Maicao. El parque generará energía que se integrará al Sistemas Interconectado Nacional durante más de 10 años.

El parque eólico ALPHA, propiedad de la empresa Vientos del Norte perteneciente a Renovatio Group de origen portugués y líder en el sector de energías renovables a nivel mundial, está en el área de influencia de las comunidades de Araparen, Sachikimana, Jununtao y Toloira, pertenecientes a la  Etnia Wayuu y  operará (65) aerogeneradores que estarán distribuidos en más de 4000 hectáreas según la ANLA.

El  proyecto que tubo la aprobación de las comunidades Wayuu que participaron de un proceso de consulta previa y socialización según la ANLA, se convierte en una verdadera oportunidad de desarrollo para esta región del país que según la Asociación de Energías Renovables SER Colombia, tiene una ubicación privilegiada y estratégica por la influencia de los vientos alisios del norte  y está considerada como la zona con mejor recurso eólico de Suramérica con una capacidad instalable de 18 GW eléctricos.

Para el director general  de la ANLA Rodrigo Suárez Castaño, esta es la primera licencia aprobada en esa modalidad teniendo en cuenta que por competencia la ANLA debe evaluar los proyectos de energías renovables que generen más de 100 MW.

Suárez Castaño destacó la importancia del proyecto teniendo en cuenta que desde el gobierno nacional se aspira a diversificar la matriz energética “con un mayor componente de fuentes no convencionales de energía, diferentes a la energía hídrica y una apuesta de 1.5 GW” .

En concordancia con lo anterior, La Unidad de Planeación Minero Energética UPME ha venido evaluando opciones de diversificación de la matriz energética considerando los efectos de la Ley 1715 de 2014 y las iniciativas de los generadores de fuentes renovables no convencionales que pretenden invertir en el país. Los resultados hasta el momento según la UPME, muestran que la energía renovable no convencional brinda confiabilidad energética dada su complementariedad con el recurso hidro energético.

Foto UPME Jepirachi en la Guajira

Desarrollo energético para Colombia con recursos de la Guajira

Si bien Colombia tiene un alto potencial para la implementación de proyectos de energías renovables como la solar, eólica , a filo de agua, geotérmica entre otras, no está entre los primeros países de la región en el desarrollo de proyectos de energías no convencionales, aspecto que  podría cambiar según le dijo a SEMANA Astrid Álvarez,  Presidenta del Grupo Energía de  Bogotá, quienes proyectan la construcción de 370 kilómetros de redes de transmisión de energía eléctrica y una subestación Colectora de 500 kilovoltios que conectará a las subestaciones Cuestecita (La Guajira) con La Loma (Cesar), llevando a otras zonas del país la energía que se producirá en la Guajira. Sin embargo y a pesar de los avances, el grupo Renovatio que implementará el proyecto ALPHA, espera que la UPME decida cómo se conectará al sistema nacional la energía que se producirá a partir del año 2022, momento en el que estará listo el proyecto.

En Colombia y en la Guajira todo está por hacer, actualmente sólo el parque eólico de Empresas Públicas de Medellín puesto en marcha hace 14 años en el municipio de Uribia, genera 19 MW, pero si este departamento aprovechará tan sólo el 50% de su área para el desarrollo de proyectos eólicos, el potencial energético sería cercano a los 15.000 MW lo que equivaldría según SER Colombia, al 90% del total de la capacidad instalada de energía  que es de 16.700 MW.

Hoy, hay inscritos ante la UPME casi 300 proyectos de generación de energías renovables y sólo seis de ellos están enfocados a desarrollos eólicos. La  ANLA  según Rodrigo Suárez Castaño evalúa dos solicitudes  más  de parques en el país.

 

 

Comentarios