Comparte en:

En días pasados la comunidad científica en Colombia se manifestó ante las declaraciones de Germán Vargas Lleras, vicepresidente de la República, líder de la infraestructura, la construcción y por supuesto, también de cualquier intento por desestimar las necesidades por conservar los ecosistemas que sustentan la economía que tanto dice hacer por prosperar.

Aparte de su marcada tendencia a desestimar cualquier comprobación científica sobre la necesidad de protección de la vida de los ecosistemas y las criaturas que habitan allí, Germán Vargas afirma sin sonrojarse que “el desarrollo” son vías, puentes, hidroeléctricas, pozos petroleros, minas, cemento, cemento y cemento.

Desconoce vergonzosamente dos verdades ineludibles, la primera de ellas es que los recursos naturales son los que sustentan cualquier actividad económica y/o vital, la segunda es que el desarrollo no consiste en canalizar ríos, pavimentar humedales y abrirle las entrañas a la tierra y sacarle las tripas, el desarrollo es “incrementar mi calidad de vida sin deteriorar la calidad de vida de mis hijos y nietos”.

Ninguna frase es más cierta para ilustrar este mensaje que la del maestro Gustavo Wilches Chaux, “permitir la minería en los páramos de Colombia es como si vendiéramos los riñones y con la plata que nos den, pagamos la diálisis”.

Las palabras del vicepresidente no sólo fueron muestra irrefutable de su profunda ignorancia, falta de visión en el futuro y avaricia, fueron dolorosas, también, para quienes creemos que vale la pena vivir la vida para servirle al futuro, al bienestar de las generaciones venideras y a la seguridad social, cultural, económica y de supervivencia de nuestra propia especie.

“Parques Nacionales es un freno a la vía Ciénaga – Barranquilla”, fueron las declaraciones del vicepresidente de todos los colombianos, agregó que “estamos terminando las discusiones con Parques Nacionales, que ha sido el obstáculo”.

La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales le envió en días pasados una contundente carta al presidente Juan Manuel Santos manifestándole su preocupación ante las declaraciones de Vargas Lleras “Esto no es solamente preocupante sino peligroso, tanto para el futuro de las áreas protegidas y los compromisos que Colombia ha adquirido internacionalmente en la materia, como para nuestra propia supervivencia”, afirmaron los científicos.

Natural Press tuvo acceso a la carta con la que la presidencia de la República le responde a los científicos, no solo el presidente no se toma el trabajo de firmar la carta, lo delega en su secretaria jurídica Cristina Pardo Schlesinger. Era de esperarse, son sólo científicos, no presidentes de grandes compañías aportantes a las campañas políticas y pretensiones de poder, pero lo verdaderamente inverosímil es la respuesta.


Respuesta de Presidencia de la República a científicos.

Parece que Jaime Garzón no hubiera sido asesinado, parece que Jaime Garzón hubiera conocido el contenido del corazón de Juan Manuel Santos y el cerebro de Vargas Lleras al referir estas palabras a un auditorio lleno de estudiantes en la Universidad del Valle.

“Porque no asumimos esto, porque como esto no es mío, no hay una cultura de la propiedad, uno baja el vidrio y bota el papel porque como esto no es mío, entonces uno les dice, hermanos, hay que ponerse en la onda de transformar el país, de cambiarlo, y dicen: ‘no es que no hay líderes’, ¿ustedes qué están esperando, que vengan a solucionarnos el problema que somos nosotros mismos?, si ustedes los jóvenes, no asumen la dirección de su propio país, nadie va a venir a salvárselos, nadie, nadie”.

Por eso, jóvenes Santos y Vargas, ustedes han sido elegidos por el pueblo colombiano para ser nuestros líderes, no para ser los verdugos de nuestros hijos y nietos.

Comentarios