Comparte en:

Por crisis, Sudáfrica es noticia mundial

A la emergencia ambiental por falta de agua que vive Ciudad del Cabo y que no se descarta suceda también en Johannesburgo la urbe más grande y poblada del país, se suma la crisis política que enfrenta Sudáfrica quien está a punto de quedarse sin presidente por decisión del Congreso Nacional Africano que los gobierna, al decidir la salida del cargo del presidente Jacob Zuma por tener 800 acusaciones de corrupción.

Pero en medio de la crisis política, las noticias para Ciudad del Cabo mejoran gracias a la campaña del gobierno local, quien promoviendo un uso eficiente de la poca agua que queda en los embalses de la ciudad, los casi quinientos mil habitantes de la segunda urbe más poblada de Sudáfrica han logrado extender sus reserva de agua a junio de 2018.

La ciudad turística más importante del país y capital legislativa, conocía desde el año 2005 la posibilidad de quedarse sin agua debido a reservas reducidas y condiciones geográficas que no le favorecen,  sin embargo desde ese tiempo las medidas han sido insipientes para paliar la crisis que viven hoy y al Gobierno central le ha faltado decisión para superar un problema previsible en el tiempo y que hoy ha tenido que solucionarse a nivel local según las afirmaciones de Hellen Zille, reconocida política Africana.

“Nos unimos en celebrar la noticia de que el Día Cero ha sido empujado hasta el 4 de junio de 2018 como resultado del consumo medio más bajo hasta el momento, de 529 millones de litros al día, durante la pasada semana”, anunció hoy Mmusi Maimane, líder de la opositora Alianza Democrática (DA), gobernante en la región del Cabo Occidental según lo informó EFE.

El objetivo del ahorro eficiente del agua que están haciendo en la  ciudad es evitar el denominado “Día Cero”, en el que el nivel de las presas llegaría al 13,5 % y el servicio normal de agua se interrumpiría en la mayor parte de las zonas residenciales, hoy el nivel de las presas se mantienen en un 16% gracias a las medidas pero lo que permitiría paliar definitivamente la situación son las obras de infraestructura para desalinizar el agua y aún están en un 50% de avance.

Hoy los habitantes de Ciudad del Cabo tienen la meta de consumir sólo 50 litros de agua al día, sin embargo el servicio ha sido suspendido en edificaciones en las que la presión del agua no es suficiente para prestar el servicio. Hoy las autoridades locales esperan que en la próxima temporada de lluvia que va del mes de abril a octubre, se llenen los embalses y se regule la situación teniendo en cuenta que viven una sequía de más de tres años que los ha llevado a limitar el abastecimiento de agua.

Ciudad del Cabo es una ciudad de contrastes con un centro moderno al estilo de las urbes europeas y con una periferia empobrecida y violenta en la que cada  diez casas comparten un baño,  y  un  grifo de agua corriente es comunitario y lo usan unas veinte familias, bajo esas condiciones un alto porcentaje de la ciudad siempre ha tenido limitaciones en el uso del agua que hoy está a punto de acabarse poniendo en riesgo el turismo de más de 1. 3 millones de turistas que visitan la ciudad.

Comentarios